¿Cómo sacar un tornillo que se ha oxidado?

tornillo-oxidado

Probablemente uno de los problemas de bricolaje que nos encontramos más a menudo es intentar aflojar un tornillo y que se haya quedado de una pieza por el óxido, debido a poco uso, a su antigüedad o la propia humedad.

No te preocupes, te vamos a dar unos consejos muy fáciles para que puedas sacar fácilmente ese tornillo oxidado.

Antes de nada, debes tratar de utilizar una herramienta adecuada a la forma y tamaño del tornillo en cuestión. A veces simplemente es que no estamos eligiendo bien.

Ahora que estamos seguros de que no hay manera de soltarlo, sigamos los siguientes consejos:

Engrasar:

Debemos lubricar bien la pieza para que consigamos ir eliminando el óxido. Para ello debemos golpear suavemente el tornillo para ayudar a que se vaya soltando.

Calentar:

Si no es suficiente por ahora, pasamos al plan B. Otro truco que da muy buen resultado es aplicar calor directamente a las piezas con un soplete. Es muy importante protegernos manos y ojos, además de todo lo que rodea al tornillo con unos paños mojados.

De esta forma se debería desprender el óxido de una forma rápida, aunque puede que por esta vez tampoco sea suficiente.

Enfriar:

Tranquilidad, nos queda un último as en la manga. Vamos a volver a usar el soplete para calentar la pieza, e inmediatamente después le vamos a aplicar frío mediante hielo. Ese proceso de dilatación mediante calor seguido de otro de contracción mediante frío, hará que el tornillo se afloje.

Como ves, ¡no nos damos por vencidos fácilmente!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s